Pendientes Capri dorados

7,25

Hay existencias

Categorías: ,

Descripción

PENDIENTES CONCHA CAPRI DORADOS. Pendientes de acero, dorados, en forma de concha. Cierre de tuerca.

Propiedades del acero: El acero inoxidable no produce alergias. Al mojarse se mantiene el color, brillo y tono del producto y no mancha la piel. Las joyas de acero inoxidable resisten de mejor manera que la plata o el oro el desgaste y requieren de un menor mantenimiento.

 

CUENTA LA LEYENDA…✨
La isla de Capri “isla de las cabras”, del latín kaprie “cabra”, se encuentra en el mar Tirreno, al lado sur del Golfo de Nápoles, Italia.
Según cuenta la leyenda, esta paradisíaca isla era lugar de sirenas. Se cuenta que estos seres mitológicos, que encantaban a los marineros con su atractivo canto y belleza, moraban en ella y una vez lanzaban su hechizo atraían a los navegantes y sus barcos hacía las prominentes rocas que se elevaban sobre el mar, frente la playa Marina Piccola, las cuales son conocidas como “las rocas de las sirenas”.
Tal y como se relata en la obra “La Odisea”, de Homero, Ulises fue uno de los pocos que sobrevivió a este encantamiento al encadenarse al mástil de su nave y ordenar a todos sus hombres que se taparan sus oídos con cera y que por mucho que él implorara no lo desataran bajo ninguna circunstancia. De esta manera pudo escuchar el canto sin sufrir daño alguno. A causa de ello, una de las sirenas debía ser sacrificada. La elegida fue Parténope y en honor a la misma construyeron un templo y a su alrededor un pueblo bautizado también como Parténope, el cual a día de hoy vendría a ser Nápoles. 

 

 

 



Productos exclusivos

Categoría especial de productos